Día 2

¡Esta mañana, recibimos un descanso rico de frutas, unos que no he probado antes! El tiempo aquí es sólo una hora diferente de casa, entonces nos despertamos a las nueve para explorar casco antiguo. En unas calles las casas son colores vivos, y en otras partes todo es pasteles. Es fácil ver la cultura vibrante en estas calles y también en la gente agradable. Anna y yo por supuesto no somos lugareños, pero los cartageneros todavía nos dijeron hola. Luego, queríamos estar dentro para escapar al calor, entonces a la tarde caminamos al otro lado del barrio para ver FICCI, el Festival Internacional de Cine de Colombia de Indias. Allí miramos una película, Siria: Una Historia de Amor, en español con subtítulos en francés – ¡es internacional de verdad! – y vimos una parte de la cultura de Cartagena.

Advertisements

Día 1

Antes de un día de viajar en avión (¡cinco horas, con una escala en Miami!), al fin estoy en mi hotel en Cartagena, Colombia. No ya he explorado la ciudad mucho, pero el hotel boutique, San Pedro, es exquisito: hay un spa, una piscina con flores brillantes casi en el agua, y hamacas en todas partes. Puedo descansar en cada parte del hotel – es de ensueño. ¡Mañana, caminaremos la ciudad con Anna para buscar tiendas lindas!