Día 2

¡Esta mañana, recibimos un descanso rico de frutas, unos que no he probado antes! El tiempo aquí es sólo una hora diferente de casa, entonces nos despertamos a las nueve para explorar casco antiguo. En unas calles las casas son colores vivos, y en otras partes todo es pasteles. Es fácil ver la cultura vibrante en estas calles y también en la gente agradable. Anna y yo por supuesto no somos lugareños, pero los cartageneros todavía nos dijeron hola. Luego, queríamos estar dentro para escapar al calor, entonces a la tarde caminamos al otro lado del barrio para ver FICCI, el Festival Internacional de Cine de Colombia de Indias. Allí miramos una película, Siria: Una Historia de Amor, en español con subtítulos en francés – ¡es internacional de verdad! – y vimos una parte de la cultura de Cartagena.